jueves, noviembre 29, 2007

Plaquetas para el alma

No, no son de las placas de metal. O de las que remachan. No. Me refiero al mismo componente de nuestra sangre que nos ayuda a cerrar heridas y coagular la sangre. Las Plaquetas.

En su infinita sabiduría... ¿por qué Lo Que Es no nos dio plaquetas para el alma? ¿Cómo hacemos para que deje de sangrar? ¿Para que no duela mas? ¿Es posible mirar el hoy, y no llorar por el ayer? ¿Es posible curarse, definitivamente, y no pensar a cada minuto que es el último?

Daría lo que fuera por borrar tantas cosas. Pero no puedo. Están ahi... hiriendo...dañando... abriendo cada día un poquito más las brechas de mi alma. Porque los cuchillos que no dejamos quietos no sacamos de un tirón, siguen lastimando.

7 comentarios:

tiladellorso10 dijo...

No, no existen plaquetas para el alma, lamentablemente. Pero quedan los hermosos recuerdos de lo vivido, momentos vividos con sinceridad y con todos los sentidos.
Un beso

ElMago dijo...

Con todos y cada uno de los sentidos, sin duda.

Gracias por venir :o)

Anónimo dijo...

Andrés...tus textos siempre me inspiran nostalgia infinita , pero también una inmensa ternura.
Buscaré algo que escribí en mi blog y te lo regalaré, será un regalo sólo para ti,

Andrea Balbontín Nesvara

Anónimo dijo...

La historia no se repite, aprendo de ella y dejo que fluya una próxima novela en mi vida.
No quisiera que volvieran aquellos momentos felices porque ésos ocurrieron en el minuto exacto y si hoy se repitieran ya no serían iguales, no sentiría la misma emoción ni sorpresa de aquella primera ocurrencia.
Tampoco quisiera retroceder el tiempo para enmendar errores. Todo lo que sucede en la vida del ser humano que está atento a ser cada día mejor y trascender , es valioso, nada descartable, aunque nuestra razón diga lo contrario…
Pensando en aquello en que tuve total oportunidad de “hacer “y de “ser” y que no hice ni fui, puedo tener profunda angustia, pero si llevo la razón y fe a mi alma pronto descubro que los motivos de ello estaban tiernamente asentados en la base de un querer del Padre mejor para su hija.
Las lamentaciones por lo que no existió, por la búsqueda inconclusa, no genera en mi gran expectativa de un futuro mejor. Puedo mirar por la ventana el movimiento de los álamos y sumir mi mente y mi corazón en una pena inquietante. O puedo pensar, mirando mi alma, que aún tengo oportunidad en la vida. Y que Dios, aún, aguarda que abra mis ojos.
Frente a lo que ya no es, al pasado, a lo que no volverá ¿Qué hacemos? Podemos hundirnos en la tristeza o sacar lo mejor de todos los tiempos y tratar de reivindicar aquellos aspectos.
Y en más de algún caso recordar, con emoción, con sentimientos calmos y agradecer por haber tenido la oportunidad de vivir aquellos momentos. No es menor este punto, tanto así que hoy podemos comparar, pero no nos podemos quedar en la mera comparación melancólica.
De pronto recuerdo lindas situaciones y sin embargo hoy comprendo que nada logro si sólo persiste en mi una pena incontenible. Debo aprender a recordar sin dolor y sacar todo lo bueno, tratar de llevar esto último al presente, al hoy. Quizás algo ilusa mi idea, pero ¿qué es el ser humano sin sueños? Aunque los imposibles alcanzan al hombre, para Dios nada lo es.
Es la imagen de contemplar por la ventana cuando llueve o caen las hojas de los árboles en otoño ¿miraremos, admirados por la belleza de la naturaleza y sus fenómenos o, con tristeza, nos lamentaremos porque no podemos salir? Prefiero caminar bajo la lluvia…
Debemos preocuparnos del hoy, del mañana quizás, pero el mañana espera, no hay apuro. Recordar las buenas situaciones y experiencias, sacar lo mejor de ellas.
Si, mucho se utiliza la frase: “todo tiempo pasado fue mejor”, pero yo pregunto: nuestros abuelos, tíos, bisabuelos ¿no habrán dicho lo mismo? ¿Nuestros padres no habrán escuchado esa frase de sus propios padres? Eso se llama nostalgia. El resto es el recuerdo positivo."

Este es mi regalo para ti.

Andrea Balbontín Nesvara

ElMago dijo...

Andrea:

Infinitas gracias. Es un honor el que me haces, no un regalo. Y en casi todo lo que dices estoy de acuerdo. Particularmente, en que cada persona que ha llegado a mi vida, lo ha hecho en el momento justo. Hasta tú, que desde lejos y sin conocerme, me das ánimos, justo en una de mis horas oscuras.

La vida, querida amiga, siempre nos da un respiro y otra vuelta. Es cosa e nosotros saberlo tomar, y no esperar tanto como lo hice en el pasado.

Y como dice el genial Roberto Carlos en una de sus canciones, llamada "Mis Amores": no me pregunten cuál ha sido el mejor, a todos ellos le entregué el corazón, con todos ellos fui tan feliz, y fuimos tal para cual"

Gracias de nuevo. Por pasar, por ayudarme, por elevarme. Siempre eres bienvenida

Eugenia dijo...

amigo mio...

http://juje.wordpress.com/2007/12/23/sorpresapara-los-amigos-blogueriles/


me acompañas maguito en esta aventura del foro??
se me ocurria que podrias administrar tu propia seccion dentor del foro...tipo...aviones....o lo que te guste...todo es bueno apra que estes con nosotros.
besos

Monse dijo...

me haces llorar te comprendo en cada guion que escribispor que hay dias que me siento de la misma manera....te quiero mucho..!!!